El blog personal de Fernando Martínez de la Vega

Empezando de Subcero. Esta vez 2.Cero

Quieres que te lo muestre o quieres que te lo explique? Retomando viejos proyectos.

Antes de relanzar un antiguo proyecto que ha pasado el último año parqueado, decidí replicar el mismo concepto pero en formato blog. Hasta que Egaroo.com vuelva a estar en línea les dejo con su directorio temporal de sitios recomendados. Basado en banners, pretende ayudar a descubrir sitios relevantes y útiles visualmente. Enjoy.

Anuncios

Archivado en: Personal, Proyectos

De amenazas y otros demonios corporativos (y cómo convertirlos en oportunidades)

Las mejores oportunidades están sobre todo detrás de una gran amenaza.
Y justo cuando empiezas a preocuparte por cómo podría afectar tu proyecto de vida el aceptar como último recurso algo que dabas como superado (considerar el volver a ser empleado, por ejemplo), ese mismo miedo de claudicar te hace consciente de las oportunidades que están ocultas (si sabes encontrarlas).

Puede un agente libre -acostumbrado a trabajar por su cuenta y a seguir únicamente sus “egoístas” objetivos- volver a poner todo su potencial creativo al servicio de proyectos de vida de otros?

Ciertamente.

Pero a costa de sentir que otra vez las necesidades del día a día han sido más poderosas que tus ambiciones.

Puesto a elegir entre un sueldo fijo y estabilidad o seguir sobreviviendo día a día con solamente lo indispensable, pero seguro de estar haciendo lo que te apasiona, considera todos los pros y contras. Si lo que eventualmente podrías terminar perdiendo es más que lo que podrías ganar, no lo pienses. La respuesta es un no rotundo.

Si, al contrario, tienes la certeza de que este momentáneo claudicar puede abrirte nuevas puertas más adelante, tómate tu tiempo para decidir, pero sin perder de vista tu objetivo principal: mantener libre tu naturaleza creadora.

El saber manejar bien los tiempos y valorar tus ideas y potencial como emprendedor es lo que marca la diferencia cuando llegas a este tipo de disyuntiva.

Simplemente date tiempo para analizar toda la situación con cabeza fría. De seguro tu instinto te ayudará a reconocer la mejor opción.

Disclaimer: Post extremadamente personal y salido directamente de los intestinos en un momento de arrebato libertario. Yo sé que decisiones de este calibre muchas veces no pueden ser tomadas tan egoístamente.

Archivado en: Emprendimiento, Personal

Apocalípticos e integrados, versión 2.0

Comentario mío para un post de Brief Corporativo muy interesante que da para una larga discusión “Apocalipticos e integrados 2.0” Blogger me dificultó dejarlo ahi, así que lo subo acá:

 

 

Mantengo la misma opinión de hace algunas semanas cuando leí por primera vez este post:

 

mientras debemos mantener ciertas estructuras de los llamados “apocalípticos”, no podemos evitar ser hijos de nuestro tiempo y aceptar que somos “integrados”. Los beneficios y riesgos de esta nueva era dependerán de qué usos inteligentes le demos a las herramientas disponibles.

 

Por más que pretendamos creer que la tecnología ha sido una herramienta democratizadora para las masas, no podemos desconocer la realidad: esta democratización no ha alcanzado más que a ciertas “masas” ilustradas.

 

Lo que me recuerda de cierta forma a Nietzsche y su concepto aristocrático acerca del valor de la distancia del pathos para crear valores nuevos (sobre las nuevas tecnologías y su uso, en este caso) dictados por estas “élites ilustradas”… pero eso ya es otra historia 😉

Archivado en: Filosofía, Personal

Pixies. El regalo póstumo de la Cándida Eréndira.

1995. Kurt Cobain ya había muerto, Nirvana empezaba a convertirse en solo un recuerdo y mis grupos favoritos mantenían el sonido Seattle de rigor: Soundgarden, Pearl Jam y Alice in Chains.

 

Estaba amarrado con la Berny y mi trabajo a medio tiempo en una productora de comerciales de tv con nombre de personaje femenino de García Márquez ocupaba mi pequeño universo en expansión.

 

Entonces sucedió el milagro.

 

De entre la oscuridad de la sala de edición, la guitarra eléctrica -chillona en sus riffs repetitivos- de Joey Santiago me trajo recuerdos de crestas mohawks como en los buenos tiempos (muy anteriores a toda esa decadencia anímica grunge), pero el sonido era mucho más oscuro y complejo, más fino y maduro.

 

 

Black Francis al mando de Pixies logró crear ambientes que muchas veces llegué a comparar con el cine de David Lynch. Y entre películas, cervezas y spots de televisión entendí que nunca volvería a escuchar algo parecido.

 

Paradójicamente, la película que más me recuerda a ellos no es de Lynch, si no de un director entonces desconocido: Jim Jarmusch.

La peli: Stranger Than Paradise. Oscura como un invierno deprimente, en blanco y negro, desperdiciado en la Florida de inicios de los 80´s. Una joya maldita de Cannes (una de mis movs favoritas. Una historia aparte la perfección de su afiche promocional). Perfecta como introducción a la banda más grande y menos reconocida de todos los tiempos.

 

Archivado en: Cine, Música, Personal

Empezando de subcero (nuevamente)

Hasta que por fin me animé a crear un blog personal. Entre otras cosas, aquí hablaré de mis proyectos (ya demasiado tiempo en stand by), opiniones muy personales y lo que voy aprendiendo día a día sobre emprendimiento web.

Por ahora, ésto es todo. Entre terminar la primera etapa de Tagadata, el diseño de su sistema beta y levantar una base de datos de blogs regionales, deberé encontrar tiempo de donde no hay para mantenerme al día con posts.

Hasta mientras pueden visitar el blog de tagadata.

Archivado en: Personal

Sobre el tipo del apellido largo

Una recopilación de ideas, proyectos... e ideas acerca de proyectos. Lo que me apasiona y lo que está en proceso de descubrirse. Wantrepreneur amante del cine, el emprendimiento web y la mejor banda de todos los tiempos: Pixies! Fundador de Yellowmonkei.com y cofficer a medio tiempo :)

Sígueme en Twitter

Archivos